El impuesto de las hipotecas lo debe pagar el banco, no el usuario: revés doctrinal (Sentencia Sala Tercera TS 16-10-2018).

El Supremo rectifica su doctrina y concluye que es el Banco quien debe pagar el impuesto de las hipotecas.

La Sentencia de la Sección Segunda de la Sala de lo Contencioso-Administrativo del Tribunal Supremo núm. 1505/2018, de 16 de octubre de 2018, ha rectificado su doctrina y concluye que es el Banco quien debe pagar el Impuesto de Actos Jurídicos Documentados de las hipotecas y no el cliente, como hasta ahora. A partir de ahora, todos los usuarios tienen la posibilidad de reclamar a las entidades bancarias y financieras la devolución de lo pagaron en su día por este impuesto, que para una escritura media de 150.000 euros oscila entre los 750 y los 2.250 euros -dependiendo de la comunidad autónoma-, cantidad que ahora los clientes pueden recuperar.

El Supremo concluye la necesidad de modificar la jurisprudencia sobre el sujeto pasivo del impuesto sobre actos jurídicos documentados en las escrituras de préstamo con garantía hipotecaria, corrigiéndola en el sentido de entender que el obligado al pago del tributo en estos casos no el prestatario (cliente) como hasta ahora sino el acreedor hipotecario (banco, caja o entidad prestamista), sujeto en cuyo interés se documenta en instrumento público el préstamo que ha concedido y la hipoteca que se ha constituido en garantía de su devolución. Dicho de otro modo, entiende el Alto Tribunal que el único interesado en que la hipoteca conste en una escritura pública y se inscriba en el Registro es el banco o la entidad financiera, ya que con ello se asegura la recuperación Continuar leyendo «El impuesto de las hipotecas lo debe pagar el banco, no el usuario: revés doctrinal (Sentencia Sala Tercera TS 16-10-2018).»

Intereses de demora y vencimiento anticipado: un auto de un Juzgado de Alicante los declara nulos por abusivos y anula la ejecución despachada.

Desgraciadamente la justicia y lo justo no van siempre de la mano, pero hoy no les quiero disgustar con una de esas historias -los medios de comunicación ya se encargan de bombardearnos con ellas a diario-; les voy a contar una de esas de esas pequeñas grandes historias que a uno le hacen recobrar la confianza en el sentido de la justicia de aquellos a quienes se les presume porque tienen la obligación -ardua donde las haya, reconozcámosolo- de administrarla todos los días; algo que, en cierto modo, contribuye también a la reconciliación con el ser humano. Máxime si uno ha tenido la suerte de defender los intereses de la parte más débil -y si me apuran, ninguneada; en nuestro caso, un prestatario/deudor hipotecario-, y consigue que el Juez contemple el caso desde el mismo prisma desde el que uno siempre lo ha percibido, -un abuso indecente- y además le da un tirón de orejas al todopoderoso ejecutante -la entidad bancaria prestamista-; algo que siempre da un poco de gustito si estás enfrente, lo confieso. Continuar leyendo «Intereses de demora y vencimiento anticipado: un auto de un Juzgado de Alicante los declara nulos por abusivos y anula la ejecución despachada.»