¿Librarse de ser Presidente de su Comunidad de Propietarios?

Son tres las vías posibles para liberarse del nombramiento como Presidente de una Comunidad de Propietarios:

  1. Vía amistosa: Exponer clara y amablemente a los vecinos reunidos en Junta General los motivos por los cuales no se desea, o no se puede, ser presidente. En algunas Comunidades siempre hay personas interesadas o con vocación de asumir el cargo que se pretende dejar vacante. Si esta opción falla y nadie quiere hacerse cargo, habrá que acudir a las otras dos opciones más abajo detalladas, si bien hasta que se resuelva el asunto se estará obligado al ejercicio de la presidencia. ).
  2. Vía contenciosa: si la vía amistosa no fructifica, habrá que al juzgado y solicitar la liberación del cargo argumentando motivos de peso, tales como razones de edad, enfermedad, discapacidad, distancia (por no residir habitualmente en la vivienda del edificio en cuestión).
  3. Vía obstruccionista: si bien no la recomiendo por ilegal e inmoral, además de por las posibles consecuencias que puede acarrear tal postura, la tercera y última opción es aceptar el cargo y esperar ser expulsado por la Junta por dejación de funciones.

 

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.