Grave conducta de un trabajador que compartía clandestinamente la IP de la empresa para navegar por la red profunda.

El TSJ Madrid en sentencia 689/2018, de 26 de octubre (Rec. 176/2018) considera grave y merecedora de la sanción de despido, por trasgresión de la buena fe contractual y abuso de confianza, la conducta de un trabajador que, trabajando en una empresa se dedica a la consultoría de la tecnología de la información y servicios de ingeniería a las principales compañías del mercado español, banca y administración pública, instaló y utilizó una red intrusa, diferente a las homologadas e instaladas por la empresa.

Más información en: http://noticias.juridicas.com/actualidad/jurisprudencia/13586-grave-conducta-de-un-trabajador-que-compartia-clandestinamente-la-ip-de-la-empresa-para-navegar-por-la-red-profunda/

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.