EL INQUILINO PUEDE DESVINCULARSE DE SU CONTRATO SI TRANSCURREN SEIS MESES DE ARRENDAMIENTO.

El inquilino de una vivienda puede desvincularse de su contrato de arrendamiento de vivienda celebrado con el propietario cumpliendo con los requisitos previstos en el artículo 11 de la Ley de Arrendamientos Urbanos (LAU), tras su modificación operada por la Ley 4/2013 de 4 de junio (en vigor desde el 6 junio de 2013).

A partir de entonces, en todos los contratos de arrendamiento de vivienda formalizados después del 6 de junio de 2013, EL INQUILINO PUEDE DESISTIR DEL CONTRATO DE ARRENDAMIENTO DE VIVIENDA si hubiesen transcurrido SEIS MESES DEL CONTRATO, a diferencia de lo que ocurría antes, cuando solamente era posible la renuncia en los arrendamientos de vivienda siempre que la duración pactada fuese superior a cinco años.

Los requisitos del desistimiento del contrato por el arrendatario son:

1º.- Que hayan transcurrido al menos seis meses desde la formalización del contrato.

2º.- El inquilino debe comunicarle al arrendador su deseo de abandonar la vivienda antes de la finalización del contrato, al menos con una antelación mínima de 30 días.

No obstante, en este caso, cabe INDEMNIZACIÓN por el desistimiento del contrato por el arrendatario, al margen de esos SEIS MESES de obligado cumplimiento por parte del inquilino del pago de las renta, siempre que se pacté expresamente en el contrato y dentro de los límites establecidos por el mencionado artículo 11 LAU: “Las partes podrán pactar en el contrato que, para el caso de desistimiento, deba el arrendatario indemnizar al arrendador con una cantidad equivalente a una mensualidad de la renta en vigor por cada año del contrato que reste por cumplir. Los periodos de tiempo inferiores al año darán lugar a la parte proporcional de la indemnización“.

FRANCISCO A. VILLAR GALLARDO
ABOGADO

C/ Periodista Pirula Arderius, 8, 1 Dcha.
LOSSANA, MASSA & VILLAR ABOGADOS
03001 ALICANTE
Tel: 96 635 02 07 Fax: 966 358 219

Web: http://www.abogado-franciscovillar.com

E-Mail: fvillar-gallardo@icali.es

Novedad en los contratos de arrendamiento: para revisar la renta hay que pactarlo. 

En los contratos que tengan por objeto arrendamientos urbanos es importantísimo que exista el pacto expreso de revisión de la renta, a tenor del último párrafo del Artículo 4.6 de la Ley 2/2015, de 30 de marzo, de Desindexación de la Economía Española, que modifica la Ley 29/1994, de 24 de noviembre, de Arrendamientos Urbanos. Su omisión – o nulidad del pacto – comporta la pérdida de la revisión y del consiguiente incremento económico que resultara procedente. Los administradores y letrados asesores deben tener pues en cuenta la Ley 2/2015 (ley estatal) que reforma la Ley de 24 de noviembre de 1994.
El citado artículo lo recoge del siguiente modo:

“6. Excepcionalmente, en los contratos de arrendamiento de inmuebles contemplados en la letra p) del apartado 1 del artículo 4 del Texto Refundido de la Ley de Contratos del Sector Público, aprobado por el Real Decreto Legislativo 2/2011, de 14 de noviembre, las partes podrán, previa justificación económica, incorporar un régimen de revisión periódica y predeterminada para la renta.

En tal caso, únicamente se podrá utilizar como índice de referencia para la revisión de la renta la variación anual del índice de precios del alquiler de oficinas, a nivel autonómico, publicado por el Instituto Nacional de Estadística, a fecha de cada revisión, tomando como trimestre de referencia el que corresponda al último índice que estuviera publicado en la fecha de revisión del contrato.

En defecto de pacto expreso, no se aplicará revisión de rentas a los citados contratos”.

——

Francisco Villar Gallardo

Abogado Alicante

Calle Felipe Bergé, 8, 1º Dcha. 03001 Alicante

Tel. 966 350 207 | Móvil: 647 65 05 31

Fax: 966 358 219

http://www.abogado-franciscovillar.com

http://www.abogado-franciscovillar.es

¿Qué significa que en el testamento ponga: “Del uno para el otro, y después para los hijos”?

– Significa que se nombra al viudo/a usufructuario de todos los bienes del matrimonio, (mientras viva tendrá derecho a residir en la vivienda familiar y utilizar el patrimonio sin que puedan oponerse sus hijos) que no podrá venderlos sin el consentimiento previo de los hijos.
– La plena propiedad de los bienes a los hijos pasará cuando ambos cónyuges falten, respetando el reparto hecho por sus progenitores, puede ser por partes iguales o no.

Fuente: Gestores Administrativos 

Francisco Villar Gallardo

Abogado Alicante

Calle Felipe Bergé, 8, 1º Dcha. 03001 Alicante

Tel. 966 350 207 | Móvil: 647 65 05 31

Fax: 966 358 219

http://www.abogado-franciscovillar.com

http://www.abogado-franciscovillar.es