El banco que no atiende una reestructuración de deuda hipotecaria puede ser condenado a indemnizar daños y perjuicios a los prestatarios.

Los bancos y entidades adheridos al Código de Buenas Prácticas no pueden rechazar la solicitud de reestructuración efectuada por los prestatarios en tiempo y forma aduciendo para ello que antes debían pagarse todas las cuotas vencidas y pendientes de pago y alzarse los embargos que se habían trabado con posterioridad a la constitución de la hipoteca. Continuar leyendo «El banco que no atiende una reestructuración de deuda hipotecaria puede ser condenado a indemnizar daños y perjuicios a los prestatarios.»

Créditos concursales: su clasificación y orden de pagos.

La Ley Concursal clasifica los créditos del concurso en atención a su naturaleza en los siguientes términos:

Créditos privilegiados.

A su vez los créditos privilegiados se diferencian entre, (i) créditos con privilegio especial (cuando ese privilegio afecta a determinados bienes o derechos del concursado) y (ii) créditos con privilegio general (si afectan a la totalidad del patrimonio del concursado).

Se clasificaran con privilegio especial:

1.º Créditos garantizados con hipoteca voluntaria o legal, inmobiliaria o mobiliaria, o con prenda sin desplazamiento, sobre los bienes o derechos hipotecados o pignorados. Continuar leyendo «Créditos concursales: su clasificación y orden de pagos.»

¿Quién tiene que firmar la certificación de las Cuentas Anuales?

La certificación la tiene que firmar el administrador único de la sociedad y, en el caso de que el órgano de administración lo conformen varias personas:

  1. Administradores solidarios: cualquiera de ellos.
  2. Administradores mancomunados: todos.
  3. Consejo de administración: firma el presidende o el vicepresidente.
Pero si la persona que va a firmar las Cuentas Anuales como administrador no tiene el cargo inscrito en el Registro Mercantil entonces las cuentas serán defectuosas. En este caso es mejor que firme el administrador que realmente conste en el Registro, o bien inscribir la escritura del cambio de administrador y luego el depósito de las Cuentas.

Desde hace años ya no es necesario legitimar la firma en notaría. Basta con firma simple.